Ayuda para la audición

Los asistentes auditivos son diferentes de los llamados audífonos convencionales, están de hecho preajustados.
Estos dispositivos auditivos se pueden dispensar sin receta médica, por lo que no es necesario consultar a un profesional de la audición.

Se recomiendan asistentes de escucha para problemas de audición moderados.
Actualmente, la seguridad social no los reembolsa. Sin embargo, son más baratos que los audífonos, normalmente menos de 450 euros.

Desde el punto de vista técnico, están compuestos por un micrófono que capta los sonidos circundantes, que luego se amplifican en el canal auditivo del portador.
La última especificidad: la amplificación se limita a 20 decibelios.

Filtros activos

Las ayudas auditivas son aparatos médicos que se presentan en distintas composiciones: prótesis auditivas, implantes cocleares, auxiliares auditivos.

La mayoría de ellos amplifican los sonidos exteriores. En caso de pérdida auditiva, es importante dedicar tiempo a corregir esta deficiencia para no sufrir las consecuencias. Y es que la sordera puede hacerle sentir aislado del mundo exterior.

Si se decide a llevar a cabo un tratamiento para su problema de audición prevendrá también ciertas enfermedades y le ayudará a mantenerse alerta durante más tiempo.