Tapones para los oídos

Audilo es el especialista en tapones para los oídos más baratos de Francia con más de 1000 referencias de tapones para los oídos disponibles y en stock.

Para ayudarle a elegir el tapón que mejor se adapte a sus necesidades, elija primero el uso deseado (música, natación, bricolaje o dormir).
A continuación, elegirá el material y el nivel de atenuación deseado: desde los tapones básicos de espuma desechables hasta los protectores auditivos reutilizables con filtros intercambiables.
Ofrecemos tapones para los oídos para protección en el agua, motociclismo, caza, música y sueño.

Filtros activos

  • Material: Termoplástico
  • Marca: Audilo

Los tapones para los oídos tienen muchos usos y están hechos de distintos materiales.

Existen varios tipos de protecciones auditivas, y a menudo los tapones para los oídos más sencillos —de espuma— son igual de eficaces que los más sofisticados.

Estas son las preguntas que se debe hacer:

¿Quiere estar en silencio o prefiere percibir los sonidos un poco menos fuertes?
¿Prefiere confort o atenuación?
¿Se trata de un uso puntual o regular?

La mayoría de los tapones para los oídos básicos están hechos de espuma, así que la densidad de la espuma y la buena colocación en el conducto auditivo tendrán un impacto sobre la atenuación de decibelios.

Las protecciones auditivas de cera, como las conocidas bolas de Quies, son eficaces pero son menos cómodas para usos prolongados, aunque la morfología de cada uno también juega un papel importante.

Los tapones de silicona son reutilizables, se pueden lavar con agua tibia y jabón y existen con o sin filtro. El nivel de atenuación dependerá del uso que se haga de ellos y del filtro que se utilice, así como de la calidad del filtro como por ejemplo los famosos tapones ER20 para músicos de Etymotic.

Las protecciones contra el ruido de material termoplástico se mantienen en el conducto auditivo y filtran los sonidos gracias a sus propiedades físicas vinculadas con el calor del cuerpo.

Por último, los tapones de silicona a medida se adaptan perfectamente a su conducto auditivo gracias al molde que su audioprotesista realizará previamente.
Asimismo, existen tapones de lana de Ohropax para los conductos auditivos más delicados o para los niños. Todas las protecciones auditivas tienen un modelo estándar y otro infantil.

Hasta aquí las distintas versiones. Ahora solo tiene que elegir qué protección se adapta mejor a sus oídos y a sus necesidades. Le aconsejamos que tenga en cuenta el uso que va a hacer de ellas a la hora de hacer su elección.

La protección diferirá según el material con una diferencia de 12 a 31 decibelios dependiendo de lo que necesite.
Algunas personas querrán aislarse totalmente de los ruidos exteriores mientras que otras preferirán escuchar el ruido ambiente con atenuación.

Por ejemplo, el tapón especial para natación tiene la misión de impedir que el agua penetre en su conducto auditivo pero su filtro dejará pasar los sonidos para que pueda oír lo que sucede alrededor. Tenga en cuenta que es muy importante conservar una buena audición cuando esté dentro del agua, ya sea en una piscina o en la playa.

¿Cómo colocar un tapón de espuma en el oído?

Una vez abierto el paquete, moldee los tapones para comprimirlos al máximo y así facilitar su introducción en el canal auditivo.

Recuerde tirar de su oreja hacia arriba antes de introducir el tapón para que sea más fácil colocarlo.

Una vez dentro, suelte su oreja y mantenga el tapón en su lugar con la ayuda de su dedo; el tapón volverá a su forma inicial en el interior de su oído y se adaptará a él.

Si suelta el tapón demasiado pronto, es posible que este no quede bien colocado en el canal auditivo y que acabe cayéndose.